Cuentos cortos… pero cortos, cortos